Me hice una Histerectomía abdominal. Detalles, consejos y tiempo de recuperación

Muchas mujeres, necesitan ser intervenidas quirúrgicamente para la extracción, parcial, total o radical de su útero, por diversos motivos. En décadas anteriores, se creía que solamente se practicaba la histerectomía en caso de cáncer en el útero. Sin embargo, existen diversos factores que podrían dar lugar a la realización de una histerectomía.

Detalles de la histerectomía abdominal

La histerectomía consiste en la extirpación del útero, según el caso lo amerite. En ocasiones, se extirpan las trompas de falopio, los ovarios y cuello uterino en la misma operación.

Para la histerectomía abdominal, el cirujano hará una incisión en el abdomen, vertical u horizontalmente. Esto, para llevar a cabo la extirpación total o completa, donde solamente se extirpa el útero y cuello uterino.

También de manera parcial, donde se deja el cuello uterino intacto, y se extirpa la parte superior del útero.

Por último, una extirpación radical que consiste en extirpar el útero, cuello uterino, parte superior de la vagina y el tejido que lo sustenta.

Últimamente, la histerectomía se realiza con una incisión horizontal, por el área superior del bikini.

Causas de la histerectomía abdominal

Las causas para llevar a cabo una histerectomía, han causado grandes polémicas a nivel mundial, ya que se han denunciado en distintas organizaciones, las prácticas innecesarias de histerectomías, motivadas netamente por un interés económico, ya que, según estadísticas recientes, cada año se genera 17 billones de dólares en torno a esta operación.

Una histerectomía puede ser motivada por:

  • Cáncer de útero o de cuello uterino.
  • Hemorragias uterinas anormales, incluso fuera del ciclo menstrual natural.
  • Miomas y fibromas uterinos.
  • Prolapsos de útero o pólipos uterinos.

Consejos antes de realizar una histerectomía abdominal

Alrededor del 98% de las pacientes que remitieron su caso a comités ginecológicos, dieron con que no era necesaria la operación. Es por ello, que, al momento de decidir practicar una histerectomía, se debe estar convencido de que la operación es meramente necesaria y que proporción necesita ser extirpada.

Las repercusiones de una operación de esta índole, necesitan ser evaluadas y procesadas en completa calma, y, sobre todo, en pacientes jóvenes, ya que, al paso del tiempo, podrían sentir que no fue la mejor decisión y terminar en depresión post-operatoria.

El estado de salud es un punto a considerar ante cualquier operación, incluso ante la histerectomía abdominal, ya que de allí dependerá la recuperación, cicatrización y reposición de la paciente a sus actividades diarias luego de ser intervenida.

Pre-Operatorio

Como toda intervención quirúrgica, necesita tener su vigilancia médica, y sobretodo especial atención de la familia a la paciente, para que sea exitosa. Actualmente, es la segunda operación ginecológica en mujeres en período fértil, tras la cesárea, que ocupa el primer lugar.

Antes de una histerectomía, en caso de llevarse de manera programada, se recomienda:

  • Revisar con detenimiento el suelo pélvico, para asegurar que ante la ausencia de los órganos a extirpar, no se origine un descenso, y posible prolapso.
  • Fortalecer los glúteos podría favorecer el equilibrio y estabilidad del suelo pélvico.
  • Tonificar la columna y abdomen, esto con la finalidad de que el suelo pélvico no se vea desfavorecido y afectado tras la intervención.
  • Llevar una dieta adecuada, propia de todo proceso operatorio. Nunca será una opción a considerar en si se cumplirá o no.
  • Estar preparada psicológicamente para el hecho de ser infértil, que podría generar depresión, e incluso, para perder el apetito sexual, luego de la operación.
  • Tomar todas las previsiones necesarias para tener una pronta recuperación, luego de ser intervenida.

Post- Operatorio

Luego de que la paciente sea intervenida, pasará a la sala de recuperación, mientras despierta del efecto de la anestesia. E inmediatamente, buscará reponerse, tanto anímicamente, como físicamente.

Es importante aclarar, que no podrá consumir de buenas a primeras los alimentos acostumbrados, sino que, en un lapso de 48 horas, deberá ir adecuando el cuerpo y estómago para evitar malestares. Por ello, se recomienda:

  • Buscar retomar la movilidad del cuerpo en la medida de lo posible, para que el médico pueda considerar darla de alta.
  • No forzar el estómago con alimentos sólidos sin prepararlo previamente.
  • Empiece por trocitos de hielo, luego agua, y jugo, y si no siente malestar o rechazo estomacal, puede ingerir una sopa o caldo, sin grasas.
  • Si pasadas las 48 horas, el estómago no ha rechazado la ingesta líquida, empiece a incluir purés, de manzana podría ser buena opción, para que el estómago sienta algo más pesado, y termine por aceptar alimentos sólidos.
  • Preste atención a la cicatrización y limpieza de la herida.
  • Evite hacer esfuerzos, más que caminar, cuando le médico le indique que puede hacerlo.
  • Evite subir y bajar escaleras, así como caminar largos trechos con la herida reciente.
  • Bajo ningún concepto ingiera bebidas alcohólicas, o abuse del bienestar. Si se siente bien, luego de la operación, no busque que su estado cambie.

Consecuencias de la histerectomía abdominal

Es importante resaltar que todos los casos son distintos, y las consecuencias pueden variar de acuerdo a la paciente. Entre los síntomas que aparecen luego de la operación, están la menopausia repentina, la infertilidad, incontinencia urinaria y fecal, dolor en las relaciones sexuales, pérdida del apetito sexual, sequedad vaginal, estreñimiento, gases, y daños psicológicos.

Además, al ser extirpado el útero, que forma parte de la estabilidad pélvica, se puede terminar sufriendo de prolapsos vaginales.

Busque atención médica especializada

Luego de la operación, y ante la realidad de haber quedado imposibilitadas para tener hijos, e incluso la disminución del apetito sexual, la mujer puede que necesite visitar al psicólogo, con el fin de recibir ayuda y atención especializada, para no sentir que perdió la esencia de ser mujer, y a la vez, ser referida a un médico que pueda tratar su condición, y recetar hormonas que ayudan a mejorar su apetito sexual.

Realice chequeos constantes

Luego de transcurrido un tiempo considerable de la operación, es importante no olvidar la naturaleza de la misma, y acudir al médico para un chequeo de la zona, y la evolución, para saber si ha ido modificando, positiva o negativamente.

¿Que no debo hacer después de una histerectomía?

Lo que no se debe hacer después de realizarse la histerectomía es realizar ejercicios que puedan evitar y dificultar la recuperación de los tejidos. La cicatrización es uno de los procesos más importantes.

Llevar una mala alimentación puede acrecentar las posibilidades de padecer una infección o que el tiempo de recuperación sea más largo. Para llevar una correcta nutrición y prevenir algunos inconvenientes luego de una histerectomía puedes leer el siguiente articulo :

                Leer ¿Qué comer después de una Histerectomía? Consejos, Alimentación y Recuperación?

La mayoría de las mujeres se recuperan por completo, luego de la histerectomía. La extracción de los ovarios anticipa la menopausia y comúnmente es recomendada una terapia de reemplazo hormonal (estrógenos).

Duración de la recuperación

El tiempo promedio de estancia en el hospital, después de una histerectomía, es de cinco a siete días y la recuperación completa puede llegar a necesitar de dos semanas a dos meses. La recuperación luego de una histerectomía vaginal es más rápida que de la histerectomía abdominal. Si se produjo daño en la vejiga, se puede poner un catéter durante tres o cuatro días para facilitar el vacío de esta.

La paciente debe intentar caminar cuanto antes. Esto le ayudará a evitar que se generen coágulos en las venas de las piernas y solucionar otras complicaciones.

A la paciente se le aconseja una dieta normal, lo más posible, después de la normalización intestinal. Se debe evitar levantar objetos pesados durante unas semanas luego de la cirugía, y también evitar las relaciones sexuales durante seis y ochos semanas luego de la histerectomía.

¿Qué esperar en casa?

La recuperación entera puede llevar de cuatro a seis semanas luego de la cirugía. Por lo general, las dos primeras semanas son las de mayor dificultad. Durante ese lapso, la mayoría de las personas se recuperan en su hogar e intentan no salir mucho. Existe la posibilidad de que se canse con facilidad durante este periodo. Es probable que no tenga un gran apetito y su movilidad sea limitada.

Luego de dos semanas, la mayoría de las pacientes pueden dejar de usar analgésicos y aumentar su nivel de actividad luego de dos semanas. En este momento, muchas personas también tienen la posibilidad de llevar a cabo más actividades del día a día como trabajo de oficina, caminatas ligeras y trabajo de escritorio. En la mayoría de las ocasiones, los niveles normales de energía vuelven entre seis y ocho semanas.

Si llevaba buenas relaciones sexuales previas a la cirugía, debe seguir teniendo un buen desempeño sexual luego de esto. Si padecía de problemas de sangrado profuso antes de la histerectomía, la actividad sexual frecuente mejorará después de la operación. Si se genera una disminución en su función sexual luego de la histerectomía, converse con su médico acerca de las posibles causas y tratamientos.

¿Cómo debe ser la actividad?

Organice para que alguna persona la lleve del hospital a su hogar luego de la cirugía ¡No debe manejar!

Usted debe de tener la capacidad de hacer la mayoría de sus actividades cotidianas en seis u ocho semanas. Antes de eso:

  • Pregúntele a su médico cuándo puede bajar y subir escaleras. Esto dependerá del tipo de incisión que le practicaron.
  • No levante nada cuyo peso sea más de un galón de leche. Si tiene niños, no los cargue.
  • Evite toda actividad extenuante hasta consultar con su médico. En esto se incluyen, tareas del hogar, trotar, hacer pesas y otros ejercicios que la obliguen a respirar agitadamente o hacer un gran esfuerzo. No haga abdominales.
  • Las caminatas cortas no son un problema. Tampoco lo suelen ser las tareas domésticas sencillas. Incremente lentamente el nivel de actividad.
  • No debe manejar automóvil de dos a tres semanas, sobre todo si está usando analgésicos narcóticos. Puede ir en un vehículo sin problemas. Pero, no es aconsejable hacer largos viajes en automóvil, avión o tren durante el primer mes continuo a la operación.

No debe tener relaciones sexuales hasta que se haya hecho su chequeo luego de la cirugía.

  • Consulte, si el progreso de su recuperación es lo suficiente, como para retomar la actividad sexual con normalidad. Por lo regular, esto puede tomar de seis a 12 semanas para la mayoría de las pacientes.
  • No debe colocar nada dentro de la vagina durante seis semanas luego de la cirugía. En esto, están incluidos los tampones y las duchas vaginales. No debe tomar baños en la bañera de nadie.

Para controlar el dolor:

  • Si usted está usando pastillas para el dolor, tres o cuatro veces diariamente, intente tomarlas a las mismas horas todos los días durante tres o cuatro días. Pueden resultar más eficaces de esta forma.
  • Su doctor le dará una receta con analgésicos para que lo tome tranquilamente en su hogar.
  • Si padece de un poco de dolor abdominal, intente ponerse de pie y caminar alrededor.
  • En los primeros dos días, es posible que una compresa fría ayude a aliviar un poco el dolor de la zona intervenida.
  • Haga presión en la incisión con una almohada, cuando estornude o tosa con el fin de aliviar la molestia y proteger la incisión.

Cuidado de la herida

Cambie el apósito sobre su herida una vez por día o antes si se humedece o se ensucia.

  • Su médico le indicará cuando ya no necesite tener la herida cubierta. Frecuentemente, los vendajes deben ser cambiados a diario. La mayoría de los especialistas optan por dejar a la herida descubierta una gran parte del tiempo luego de su salida del centro médico.
  • Mantenga el lugar de la herida limpio lavandolo con agua y jabón suave. No sumerja la herida en el agua ni tome baños en la bañera.

Frecuentemente, los médicos dejan cintas quirúrgicas en la incisión. Estas cintas deben desprenderse en aproximadamente una semana. Si aún están allí luego de diez días, puedes quitarlas, a menos que su médico indique lo contrario.

Otros cuidados personales

Haga el intento de ingerir comidas más pequeñas de lo común y tome refrigerios saludables entre las comidas. Consuma bastantes verduras y frutas, y beba ocho vasos (dos litros) de agua diariamente con el fin de evitar el estreñimiento. Debe de asegurarse de tener una fuente diaria de proteína para poder ayudar a sanar y recuperar los niveles de energía.

Si le extirparon los ovarios, consulte a su médico acerca del tratamiento para las oleadas de calor y otros síntomas de la menopausia.

¿Cuándo debo llamar al médico?

  • Si tiene un flujo vaginal acuoso e intenso.
  • Tiene vómito o náuseas.
  • Tiene sangrado en la herida quirúrgica, está roja y caliente al tacto o cuenta con una secreción espesa y lechosa de color verde o amarillo.
Related Posts

Puede ser que estés esperando un parto por cesárea o hayas pasado por uno y Leer más..

Tratamiento para la próstata La próstata, una glándula lisa que está enlazada con el sistema Leer más..

¿Alguna vez habías escuchado hablar sobre la inflamación de bartolino?, si nunca te habías topado Leer más..

Andrea Garzon

2 comentarios en “Me hice una Histerectomía abdominal. Detalles, consejos y tiempo de recuperación”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *