Todo lo que debes saber sobre la inflamación del estómago

Escrito por Lic. Karina Lopez Jureidi, Clínica Nutrest

Muchos hemos sentido el estómago inflamado (área abdominal) alguna vez en nuestra vida. A veces nos causa dolor, y otras tantas nos hace sentir incómodos. Aunado a esto la sensación de pesadez y los gases empeoran esta incomodidad en ambientes públicos.

¿Porqué se inflama el estómago?

Existen varias causas por las que el estómago puede inflamarse. La inflamación en sí misma no es una enfermedad, pero es un síntoma de varias condiciones. En caso de que la inflamación y los síntomas persistan lo ideal es asistir al médico para que determine la causa. Entre las causas de la inflamación estomacal puede estar:

  • Gastritis
  • Estreñimiento
  • Reflujo gastroesofágico
  • Síndrome de intestino irritable

La gastritis es una inflamación del estómago por una infección bacteriana gracias al Helicobacter pylori, virus, consumo de alcohol, algunos fármacos y estrés.

El reflujo gastroesofágico es una condición donde el contenido del estómago al esófago regresa, causando ardor, acidez, dolor en el pecho, dificultad para pasar alimentos o atragantarse, tos, ronquera y molestia estomacal generalmente después de comer. Las causas del reflujo pueden ser:

  • gastritis
  • obesidad
  • alto consumo de grasas
  • condimentos
  • picante
  • gaseosas
  • tabaquismo
  • consumo de alcohol
  • consumo de antibióticos
  • hernia hiatal
  • infección bacteriana

Estreñimiento, es decir evacuar menos de tres veces por semana o dificultad al momento de hacerlo. Puede ser causado por:

  • falta de hidratación o movimiento
  • bajo consumo de fibra
  • consumo de medicamentos como opioides
  • anticolinérgicos
  • antidepresivos tricíclicos
  • bloqueadores del conducto de calcio
  • fármacos contra el párkinson
  • antipsicóticos
  • diuréticos
  • antihistamínicos
  • antiácidos con calcio
  • suplementos de calcio
  • suplementos de hierro
  • antibióticos no esteroideos
  • antidiarréicos.

El síndrome de intestino irritable, que junto con la inflamación causa malestares gastrointestinales por al menos 3 meses que disminuyen al evacuar y puede deberse a:

  • una infección bacteriana tóxica
  • tabaquismo
  • contracción anormal de colon e intestino delgado
  • alergias
  • intolerancias alimentarias
  • hábitos como comer en exceso y muy rápido, esto puede provocar dificultan en la digestión de alimentos provocando dolor, inflamación y gases
  • masticar chicle, beber con popote, hablar al comer o por dentaduras inestables.

Alimentos que desinflaman el estómago

Lo ideal es identificar qué hábitos dentro de tu vida pueden estar ocasionando la inflamación y tratar de corregirlos. Es por ello importante asistas con un médico y mejores tu alimentación con la ayuda de un nutriólogo. 

Consejo #1. Identifica qué alimentos te causan la inflamación

Lo ideal sería que con ayuda de tu nutriólogo los identifiquen de uno en uno pues cada cuerpo reacciona de manera distinta.

Como recomendación general, estos son algunos de los alimentos del grupo de flavonoles

Antiinflamatorios naturales

  • té verde
  • cacao
  • manzanas
  • arándanos
  • ciruelas
  • uvas rojas y moradas
  • apio
  • perejil

¿Cómo curar el estómago inflamado?

  • En caso de síntomas lo ideal es que asistas al doctor para conocer la causa y e iniciar el tratamiento.
  • También es importante realizar actividad física
  • Llevar una alimentación saludable
  • Evitar alimentos que identifiques que el malestar surge después de consumir ciertos alimentos evitarlos hasta acudir al gastroenterólogo.
  • En caso de infección se recomienda el consumo de probióticos por arriba de 10 billones de UFC.

Dieta para estómago inflamado

Debido a que la inflamación puede ser por diversas causas, una vez que se acude al médico para determinar la causa y llevar un tratamiento médico recomendado, el tratamiento nutricional debe ser llevado de la mano para lograr una mejoría de todos los síntomas de acuerdo al origen de la inflamación.

Gastritis:

  • Evitar alimentos mal tolerados
  • Evitar alimentos que estimulen la secreción gástrica (café, descafeinado, té, alcohol)
  • Hidratarse adecuadamente
  • Consumir una alimentación baja en grasas
  • Evitar alimentos condimentados
  • Alimentos con saborizantes artificiales
  • Bebidas con gas
  • Incorporar gradualmente el consumo de fibra (alimentos crudos, brócoli, coliflor, coles, jitomate, tomate, berenjena, papa, chile, leguminosas como frijoles, habas, lentejas y cereales de granos enteros).
  • Vigilar alimentos con lácteos.
  • Evitar alimentos muy calientes o muy fríos
  • Procurar alimentos como frutas al vapor manzana, pera, durazno, plátano y mamey pueden irse incorporando a tolerancia
  • Consumir verduras al vapor o en puré
  • Las carnes deben ser poco fibrosas asadas y bajas en grasas
  • También consumir cereales suaves y sin grasa (arroz, pasta, atole, tortilla, tapioca y quinoa)
  • Se recomienda llevar una alimentación con comidas pequeñas y frecuentes, y al comer realizarlo lentamente y masticar bien.
  • Conforme los síntomas mejoran, lo ideal es no excluir alimentos innecesariamente y llevar una alimentación variada.
  • Progresivamente ir consumiendo alimentos nuevos hasta llegar una alimentación normal.

Reflujo gastroesofágico:

  • Evitar comer en exceso
  • Evita bebidas alcohólicas y con gas, cafeína, cítricos, jugos
  • Evita ejercicio intenso en caso de síntomas.
  • Evitar aquellos alimentos que se haya detectado que provocan el reflujo.
  • Realizar comidas pequeñas y frecuentes
  • Mantener una posición semi-sentada
  • No recostarse por completo en las 2 a 3 horas posteriores a la comida.
  • En caso de predominio nocturno de los síntomas, dormir sobre el lado izquierdo.

Estreñimiento:

  • Incluye alimentos con fibra mixta:
    • nopal, ejote, champiñón, espinaca y flor de calabaza cocida,
    • frutos rojos, guayaba cruda, papaya, guanábana, mango, lichi, pera, manzana, durazno.
    • cereales integrales como amaranto, pan integral, tortilla.

Conforme se vea mejoría se recomienda consumir abundantes líquidos, realizar ejercicio e ir integrando alimentos con fibra insoluble: 

  • espinaca cruda, hojas verdes, jícama, chayote, zanahoria, apio
  • cítricos, piña, melón, sandía, ciruela pasa cruda
  • leguminosas deshidratadas
  • avena cruda, pan de centeno, pan negro, maíz deshidratado, papa, camote deshidratado.

Síndrome de intestino irritable:

  • Consumir alimentos con fibra soluble
    • chayote y zanahoria cocidos FRUTA manzana, pera, tejocote, guayaba y durazno cocido, también plátano
    • frijoles, habas, garbanzos, lentejas cocidas
    • arroz, pasta, pan blanco, quinoa, tapioca, couscous, bolillo, avena cocida, atole, papa, y camote cocido.
  • Evitar los de fibra insoluble, ya que pueden provocar gases.
  • Evitar alimentos altos en FODMAP
Related Posts

Sientes dolor e inflamación en el ombligo? Tu bebé tiene onfalitis? Son muchas las causas Leer más..

Las inflamaciones o linfomas situados en la axila, son llamados ganglios axilares inflamados. En esta Leer más..

La inflamación en el ano u orificio del recto puede darse por diversas causas. No hay solo Leer más..

Andrea Garzon

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *